El extraño que cambió mi vida, Marcela Ramos

Marcela Ramos

Hola, mi nombre es Marcela Ramos. Quiero compartir contigo una de las experiencias de mi vida.
A la edad de 22 años viví una situación que quizás tú has vivido. A esta edad en busca de lo que haría mi vida feliz, a través de rumbas, tragos, relaciones amorosas que no fueron saludables. De haberme conocido en este tiempo verías a una mujer segura de sí, quienes me conocieron así me veían, pero la verdad es que en el fondo, en lo íntimo me sentía vacía.
Pues las rumbas y el trago eran momentáneos, después que se pasaba el efecto venía el guayabo moral por lo ocurrido el día anterior. Todo esto dio como resultado una mala relación con mis padres, y de las relaciones amorosas ni hablar, la búsqueda del amor anhelado me llevó a involucrarme con personas que no podían amarme en libertad y con un amor sano.
Hoy que ha pasado un tiempo, tengo 26 años de edad, debo decir que quien en este momento te habla es una persona que se cansó de vivir vacía, por ello tome una decisión, seguir en la búsqueda del amor que lo cambiara todo. Seguí buscando, pero sabes, casi me equivoqué una vez más, pues abrí una puerta equivocada, y me encontré con un extraño. ¡Sí! encontré al extraño perfecto, encontré a Jesucristo. Él sanó mis dolores, me libró de esos temores que hacían que me escondiera detrás de una apariencia de seguridad, Él me lleno de Su amor de tal forma que lo ha cambiado todo, la relación con mis padres ha cambiado de forma asombrosa, hoy te aseguro que lo que Él hizo en mi vida no lo podrá hacer nadie más.
Ahora te pregunto ¿detrás de qué te escondes tú? ¿Qué tal si decides conocer este extraño?

Marcela Ramos

Deja un comentario