Fui rescatada!. Lyda Arias de García

foto pastores 2

 

HOY QUIERO CONTARTE QUE DESDE mi niñez sentía mucha tristeza, soledad y rechazo. Y todo era debido a una gran inseguridad que además me generaba muchísimos temores, angustia y ansiedad, producida por la falta de afirmación de mi padres. En las que no me evidenciaron su amor, su valor por mí, sus expresiones cálidas de afecto, ayuda y apoyo , pues ellos estaban muy ocupados en su empresa y amistades. Y yo, me quedaba con la persona que me cuidaba.

Hoy siendo mayor de 50 años no enjuicio a mi padres, ni tengo resentimientos contra ellos, porque he conocido al Padre más amoroso y maravilloso, que llenó toda mis soledades, que me ama con un Amor Eterno, que nunca está ocupado y siempre me atiende, me enseña, me disciplina, me protege, me consuela, conocí la plenitud del amor: es Jesucristo.

Te invito a tener una relación con Él en la que no te falla ni te desampara.

Lyda Arias de García

Deja un comentario