La Fe mueve montañas, María Bernarda Hernández

Maria Bernarda

Era una persona que tenía lleno mi corazón de celos, ira, desconfianza, no tenía paz ni tranquilidad a raíz de todo esto, mi hogar se estaba debilitando. Se estaba perdiendo poco a poco el amor, el respeto, la tolerancia. Cuando me di cuenta lo que estaba sucediendo, cuando me quité esa venda que tenía en mis ojos, empecé a entregarme más a Jesucristo, tener más intimidad con Él, a tener esa Fe y a creer que para Dios nada es imposible.
Le doy gracias a Dios porque ahora mi esposo me ve con otros ojos y en mi corazón hay más Paz. Espero con paciencia lo que Dios tienen en mi vida. La armonía en mi hogar cambió totalmente, hay comunicación, tolerancia que es muy importante en la relación de pareja.

Maria Bernarda Hernández

Deja un comentario