Me decían el limón, Ilsa Ospina

Ilsa Ospina

Siendo una niña, perdí a mi padre, y esto trajo cambios en mi vida. Crecí en REBELDÍA, AMARGURA, Y UN CARÁCTER muy fuerte.
Era grosera con las personas, volviéndome una persona que siempre hacía lo que quería. Llegó un momento que ni yo misma me soportaba, aún mi familia me criticaba, tanto así que me llamaban EL LIMÓN.
A todo esto se sumó algo que afectó a toda nuestra familia: mi hermano entró a las drogas. Se convirtió en un problema más, y lloraba todos los días al ver todo lo que sucedía en casa . No sabía qué hacer! Hasta que un buen día, alguien me hizo una invitación a un lugar diciéndome: “esto va a cambiar tu vida”,
Efectivamente así fue, me presentaron a JESUCRISTO Aquel que Cambia y transforma vidas, y a partir de allí sentí que había una esperanza para mí.
Hoy, soy una mujer transformada por el poder de su palabra y dándole a otros todo aquello que he podido recibir de ÉL.

Ilsa Ospina

Deja un comentario